Hans Christian VergaraArtista cubano

Inicio

Testigos de su cultura nativa (Cuba), de su nómada vida (El Caribe, Europa, Oceanía) y de los universos culturales y espirituales encontrados en camino, sus enigmáticos cuadros nos transportan a un mundo onírico naturalmente mestizo y tropical, impregnado de misterio, de magia y en perpetuo movimiento.

Allí, Orishas o divinidades de la santería (la religión afrocubana nacida del sincretismo entre los cultos animistas de África y el catolicismo español) como Elegguá, Ochún o Yemayá cruzan camino con egguns (espíritus de los muertos protectores), con el hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci, símbolo universal de la perfección física y espiritual, o con un cemí, ser supremo de los indios Taínos que fueron unos de los primeros habitantes de Cuba.

Y en el seno de este universo mitológico sincrético conviven en harmonía sus « virtuosos », extrañas criaturas hibridas con cuerpo animal, vegetal o humano, encarnaciones de entidades espirituales que con su gallo (su vigía) o su piña (su potencial espiritual), toman los caminos de la vida, las rutas de la migración en búsqueda de encuentros y de elevaciones.

Las obras de Hans Christian Vergara, que son verdaderas invitaciones al viaje, a la contemplación y a la meditación, reflejan la diversidad de la consciencia espiritual y sobre todo su universalidad.


Actualidad
Hans Christian Vergara - Actualidad